El proceso

Todos los jeans tienen su encanto. Pueden ser modelos actuales o de hace muchas temporadas.  Nuevos o desgastados. Claros o más oscuros. De una marca o de otra. Nosotros les damos una segunda vida transformándolos en artículos excepcionales. Cada uno de nuestros productos guarda una historia, la historia del vaquero que un día fue. Para muchos de nuestros artículos, como delantales o bolsos, empleamos más de un vaquero. Cada pieza es única, no hay dos iguales, aunque sean del mismo modelo, ya que cada una lleva la impronta del jean con el que ha sido confeccionada.

COMPRAMOS JEANS

Compramos los jeans a organizaciones sociales que recogen ropa usada. Escogemos los jeans que más nos gustan. No en función de su marca o patronaje, sino por el color, el desgaste o ese encanto que no sabes por que… De esta manera apoyamos la economía social para un mundo más justo y sostenible.

LOS LAVAMOS

Lavamos los jeans para asegurar una higiene correcta antes de entrarlos al taller.

LOS DESMONTAMOS

Descosemos cada vaquero. Los despedazamos literalmente aprovechando al máximo todo el material, la cinturilla, las trabillas….ésta parte del proceso es especialmente laboriosa por que deshacer el tejano tiene su arte y requiere tiempo.

HACEMOS EL DISEÑO Y EL PATRÓN. CORTAMOS LOS JEANS Y LOS COSEMOS PARA CREAR EL NUEVO PRODUCTO

Hacemos el diseño y los patrones de los distintos modelos. Cortamos las piezas y las cosemos. Combinar estas piezas con habilidad es esencial para imprimir el carácter especial de cada artículo.